BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO VII

LA VIDA DE LOS TALLANES. 

 

01.- El trabajo.

02.- Las costumbres

03.- La religión.

La diosa luna.

El culto al sol

Otros dioses. El culto a los muertos.

El dios walac.

Los ritos.

El mito de santo Tomás.

04.- La lengua.

Voces tallanes.

05.- La alimentación.

Ganado y animales domésticos.

06.- El vestido.

Las chaquiras y los spondylus

07.- Penas y castigos.

08.- La pesca.

09.- La navegación.

El comercio entre los tallanes.

10.- El arte de los tallanes.

11.- La guerra.

12.- Las enfermedades.

El mal de ojo.

El paludismo.

La verruga.

Ceramios de Tumbes

La viruela.

La sífilis.

Otras enfermedades.

Curanderos y medicina.

 

El arte de los tallanes. 

Las excavaciones han permitido el hallazgo de gran cantidad de huacos negros y rojos, en los sitios en donde se supone ha habido asentamientos humanos. Junto con ellos, hay abundancia de vasijas para el uso diario.

Estas manifestaciones del arte cerámico, permiten notar influencia de las culturas ecuatorianas, pre-mochicas, Mochicas y Chimú. 

Ceramios del valle de Piura

No obstante que la región de Piura en ningún momento estuvo sometida al imperio Wari, sin embrago se han encontrado en el Bajo Piura, algunos ceramios parecidos a los que se han hallado en Cajamarca y en Chicama y que corresponden al período del apogeo del Imperio Wari. La presencia de tales huacos, es sin duda alguna el resultado del comercio y de la comunicación de los pueblos tallanes con sus circunvecinos. Es decir que fueron elaborados  en otros lugares y traídos a esta región.    

En el capítulo que se ha dedicado a Vicús, hay referencias concretas a la cerámica de los pobladores de esa zona. 

Ceramios del valle del Chira

En cuanto al trabajo en metal, los peruanos de esta región manipularon el oro, la plata y el cobre. Como todo pueblo antiguo, también llegaron a dominar el bronce. 

De bronce, no sólo hacían adornos, sino también azadas pequeñas con mangos de madera para la agricultura, pectorales para los soldados y armas para la guerra, como remates para sus mazas o porras. También al bronce dieron un uso igual.  

Los tallanes llegaron a ser muy buenos orfebres, posiblemente por haber recibido la técnica, para el tratamiento del oro y de la plata, de los Chimús que fueron los mejores joyeros del antiguos Perú, por cuyo motivo los Incas llevaron a muchos de esos artesanos al Cuzco. 

Descamando pescado

Aun cuando, en muchos lugares del departamento se han encontrado platos y vasos de oro, hay que recalcar que  fue en Frías en donde se realizaron los mejores trabajos. Las joyas, las combinaban con perlas, con esmeraldas y con turquesas. Ya se ha dicho de donde obtenían los tallanes las perlas. En cuanto a las esmeraldas, ellas abundaban en las zonas costeras ecuatorianas de Puerto Viejo y de Mantas, de donde se lograban mediante el intenso trueque existente. El oro, lo obtenían los tallanes del comercio que hacían con los habitantes de la sierra. En Sechura extraían perlas negras.      

Ceramios balsa con pescadores

En la talla de la madera no sobresalieron los antiguos piuranos, posiblemente a causa que la mayoría de las madera, sobre todo el algarrobo que dominaba el paisaje antiguo, al igual que el de ahora, no se presta para el desarrollo del arte del tallado por su dureza y naturaleza rugosa y fibrosa. 

Los primeros piuranos utilizaron el algodón cuando este crecía en forma espontánea y con su fibra construyeron redes. Posteriormente lo cultivaron, y aprendieron el arte e industria del hilado, en que sobresalieron, para posteriormente avanzar en el arte del tejido. Como el clima era cálido, utilizaron en la costa el algodón para hacer sus telas, que también les servio para construir velas de sus barcos. En la sierra, usaron la lana de la llama, de la alpaca y del guanaco para hacer sus telas, arte que según Garcilaso Inca de la Vega, les fue enseñado por los Incas cuando fueron conquistados. Los vestidos de la gente principal de la costa estaban adornados con bordados de lanas de colores, sobre todo en las orlas de las mangas y de las faldas o faldones       

Ceramio del Bajo Piura

Ceramio Tallán del Bajo

Piura

Ceramio tallán que

representa una

concha

          

Descamando pescado

En arquitectura no pudieron demostrar mayor técnica ni iniciativa, por que las viviendas fueron sin duda algunas de caña y barro, como lo son las actuales de los campesinos. Se han encontrado muchos cementerios, huacas y vestigios de asentamientos humanos, pero no de viviendas, lo cual muestra la precariedad de las mismas. En la costa no hay restos de ciudades, como en otros lugares y el adobe se utilizó en tiempo de los Incas para levantar templos para el sol, fortalezas, mansiones para las escogidas y en algunos lugares, palacios para el Inca o los grandes dignatarios del Imperio. En la sierra, se utilizó la piedra y de eso quedan restos. De los poblados de Poechos que parece fue una de la más importante población –y no una ciudad en el exacto sentido de la palabra– del valle del Chira, que es mencionado por los cronistas, no queda ningún rastro y hasta su fortaleza permanece aparentemente desconocida de nuestras miradas.