Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO III

LOS ORÍGENES DEL HOMBRE PERUANO. 

 

01.- Piuranos primitivos y su origen

02.- La ciudad ignorada de Chusis

03.- Illescas A y B, la ciudad pesquera

04.- El arenamiento de la costa

05.- Los hombres que vivieron en el Chira

06.- Los hallazgos de Negritos, de Paita y Sicchez

07.- Los pobladores Sojo y de Garabato

Ubicación de Chusis

08.- Los primitivos tumbesinos

09.- Las culturas sur ecuatorianas

10.- Otros  restos  arqueológicos.

 

02.- La ciudad ignorada de Chusis

El año 1950,el arqueólogo ingles Ross Albert Christensen, descubrió a pocos kilómetros al norte de la actual ciudad de Sechura, los restos de una gran metrópoli. 

La ciudad estaba bien delineada. Tenía calles anchas y rectas llenas de árboles y casas rectangulares construidas de caña y barro, en la parte baja de la ciudad y de adobe en la parte alta o tablazo. A la ciudad le daba protección una gran muralla, cuyas bases eran de piedra y sus muros de adobe. Para su descubridor, tal muralla impedía el avance de la arena, pero bien pudo ser una protección contra las incursiones enemigas. 

Christensen, supone fantásticamente que Chusis existió 8.000 A.C. lo que hacia a ese centro urbano, casi contemporáneo del hombre de Lauricocha descubierto por Cardish, que vivió en estado muy primitivo y es considerado el peruano más antiguo. 

Fotografía panorámica de las ruinas de Chusis

Varios historiadores, consideran un primer asentamiento o Chusis A, en el año 1.000 A.C. que lo ubicaría en el Período Horizonte Temprano, Época Formativa Temprana, por lo tanto anterior a Vicús y mucho más antes que los Tallanes. Para el  INC de  Piura, el período de auge de Chusis fue el Período Intermedio Temprano, entre los 100 A.C. y 600 D.C. lo que lo harían contemporáneo de Vicús y los Mochicas. 

En las caletas de San Pedro y Chullyllachi al Norte de Sechura, se han encontrado conchales muy antiguos, lo que prueban la presencia de hombres en esos lugares. 

Don Carlos Robles Rázuri en un artículo titulado “Riqueza y encanto de Sechura”  (febrero de 1979) la considera también del Siglo VII.D.C. el desarrollo de Chusis. 

Restos de la muralla, Chusis

Christensen estima que la ciudad pudo estar poblada por 20.000 habitantes lo que haría de ella una gran metrópoli.

Las ruinas han sido estudiadas por la Universidad Católica por medio de la arqueóloga cataquense Josefina Ramos de Cox, y en 1977 por la misma Universidad cuando ya había muerto la citada arqueóloga. También por el arqueólogo Dr. Jaime Deza Rivas Plata de la Universidad de Trujillo. 

En 1989 fue el INC de Piura por intermedio del arqueólogo Luis Chaparro en coordinación con los arqueólogos Luis Yépez Pinillos y Rosa Palacios de Villacorta, los que hicieron importantes investigaciones. Es muy meritorio el interés mostrado por el Concejo Provincial de Sechura, para llevar adelante más estudios que develen el misterio de esas cultura. El área explorada abarca 3 hectáreas y media. 

Ceramios del Museo de sitio

En la misma zona, existe un Museo de Sitio, muy interesante que es visitado por estudiosos y turistas. En el museo hay dos urnas funerarias conteniendo en una de ella los restos de un guerrero de 1.75 de estatura que se supone murió a los 35 años. En el cráneo tiene incrustados restos de cobre, lo que hace suponer un casco protector, ya que a todas luces los restos corresponden a un personaje importante, pues en su tumba se encontraron ceramios y los restos de un perro. La otra urna funeraria contiene los restos de una mujer. Las tumbas eran de tres clases: hornacinas pequeñas para cadáveres de niños, huecos o cámaras funerarias, como fosa común y cámara en forma de bota como los tenían los Vicús.   

Algunos ceramios muestran semejanza con los Mochicas y Vicús, lo que significaría que cuando menos en la época de su apogeo, fueron sus contemporáneos.