BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO X

PROCESO HISTÓRICO CULTURAL DE LA REGIÓN. 

 

01.- Desenvolvimiento histórico de los primitivos piuranos.

Cuadros cronológicos.

02.- La influencia Mochica.

Sicán y Sipán.

03.- El imperio Wari

04.- El imperio Chimú.

05.- El imperio Incaico y la conquista de la costa norte.

Versión del cronista Cieza de León

Las versiones de Sarmiento y del padre Murúa

06.- Conquistas de Pachacutec según Cabello de Valboa

07.- Las conquistas de Tupac Yupanqui: Huancabamba

08.- La conquista de los guanyacundos.

09.- La guerra de Tupac Yupanqui y de Huayna Capac.

10.- La destrucción de Chanchán.

Las batallas navales.

Los gigantes de Porto Viejo.

 

10.- La destrucción de Chanchán.   

Sobre las hazañas de Tupac Yupanqui, hay muchas dudas, con relación a sí la hizo como príncipe heredero o como emperador. No cabe duda que parte de sus éxitos guerreros se llevaron a cabo durante el Gobierno de Pachacutec su padre, habiendo actuado Tupac Inca Yupanqui como General del Ejército. Luego sigue un periodo en la vejez de Pachacutec durante la  cual unos dicen que Tupac Yupanqui fui asociado al gobierno, mientras que otros aseguran que el Inca padre, renunció a la Mascaipacha y fue ungido emperador su hijo.

Ciudadela de Tschudi

Por fin, hay también cronistas que dicen que sólo a  la muerte de Pachacutec, asumió el trono y aún en esto no hay unanimidad de criterio porque entre los dos consideran a otro Inca reinante. Sea lo que fuere lo cierto es que Tupac Inca Yupanqui fue el conquistador de los Chimús y del norte. Según el Padre Antonio de la Calancha, en su “Crónica Moralizada de la Orden de San Agustín”, Tupac Yupanqui, que estaba en Cajamarca, se mostró magnánimo y generoso con el jefe Chimú que le fue presentado como prisionero, lo llamó Chimú-Capac, lo trató como igual y lo mandó a su pueblo para que siguiera gobernándolo como tributario suyo, pero el Imperio Chimú en realidad era sólo una federación de pueblos, y la sujeción al poder central del Chimú-Capac era muy débil, como en el caso de los tallanes. Fue por tal motivo que caciques de muchos valles del Sur del Chimú y los vecinos que tenían al norte de Chicama, no estuvieron muy conformes en obedecer al vencido Chimú-Capac, ni someterse de buen grado al gobierno del Inca, lo que obligó a éste a intervenir y desarraigar tribus enteras para trasladarlas como mitimaes a la sierra y aún a las selvas del Marañón. Esa es la causa por la cual más tarde los españoles encontraron en esos lugares lenguas yungas.      

Fotografía aérea de las ruinas de Chan Chan

La ciudad de Chan Chán, tenía una extensión de 18 km2 de los que 6 corresponden al núcleo central  de la población. El historiador Julián Santillana, le supone que tuvo 30.000 habitantes, pero otros consideran 60.000 y no faltan los que le calculan 100.000 o más habitantes. Todos sin embargo están de acuerdo en considerarla más grande que el mismo Cuzco y la ciudad de adobe más grande de América pre colombina.                  

Se componía de 10 grandes conjuntos urbanos a los que los historiadores llaman ciudadelas, las mismas que eran  como ciudades amuralladas dentro de la gran ciudad general. Se supone que cada Chimo Capac construía su propia ciudadela en la cual vivía y luego se hacían enterrar. Eran al final de cuenta enormes mausoleos. Las ciudadelas son todas rectangulares. El ingreso a cada ciudadela se hacía por una sola puerta pequeña, seguramente para un mejor control. En su interior habían plazas, jardines, palacios para el Chimo Capac, casa para su familia y guardias, salas administrativas, depósitos, sitios de recreación, pozos de agua, lugares para adoratorios y para las tumbas funerarias. 

Muros de Chan Chan

El perfecto trazo de la ciudad de tipo octogonal, hace pensar que fue fabricada por los Wari. Todos sus habitantes disponían de agua a domicilio llevada por canales abiertos  subterráneos. Habían también en Chan Chán, jardines, piscinas, plazas embaldosadas, huertos para el auto mantenimiento de la población, castillo, pirámides truncadas y plataformas, suntuosos templos y palacios, las casas con techos a dos aguas y todo encerrado en murallas de 9 metros de alto.      

Son varios los cronistas y los historiadores contemporáneos que aseguran que estado Tupac Yupanqui embargado en la conquista de Quito, y ante el rumor de su desaparición durante un viaje marino que había hecho, toda la costa norte, incluyendo el Chimú se sublevó.     

Cobo el cronista español, manifiesta que Tupac Yupanqui tras de conquistar Ecuador y fundar la ciudad de Quito, regresó al Cuzco por la sierra y bajó a los llanos que dan frente al mar, para pacificar las naciones de indios que habían en el medio, que eran muchas. 

El historiador Alden Mason en “Las Antiguas Culturas del Perú”, se refiere al desconocimiento de la autoridad imperial en la costa norte, lo que obligó a una segunda conquista, e impulsó a Tupac Yupanqui a llevar a cabo una guerra punitiva. Al respecto el historiador Luis Valcárcel asegura que en el valle del Chimo hubo recia lucha que al principio pareció ser esquiva a las armas imperiales, pero que al final se impuso.  

El historiador Riva Aguero, asegura que tras la derrota de los Chimús, su capital Chan-Chán fue saqueada y destruida, pero años más tarde había sido reconstruida. Esto posiblemente ocurrió después de 1460. 

Indudablemente que Chan- Chán, la ciudad de barro o de grandes paredes de adobe como la llamaron los Incas, era después del Cuzco la más importante del Imperio. Hay que suponer cierto celo de parte de los conquistadores Incas y por  eso en la primera oportunidad la destruyeron.     

El nombre de Chimús dieron a su ciudad Chanchán, no se conoce. 

El Obispo de Trujillo Carlos Marcel Corno, aseguraba en 1610, que la conquista del Chimú por los Incas, se realizó precisamente durante el gobierno del Chimú-Capac, Minchan-Camán en que alcanzó su mayor apogeo, pues se extendía desde Tumbes hasta Carabaillo en Lima, cubriendo más de 200 leguas. El citado Obispo, refiriéndose a la expedición punitiva de Tupac Yupanqui, dice que “matando mucho número de indios y quitándoles el oro y la plata y otras cosas que tenían, los subyugó. En especial hizo mayor estrago en este valle del Chimor por la resistencia que hizo. También asegura, que al Chimú-Capac prisionero, lo llevó consigo al Cusco (otros cronistas aseguran que le mandó a matar) donde lo casó con una hija suya, habiendo muerto en la ciudad imperial. Antes de reemprender viaje al Cuzco, Tupac Yupanqui dejó como rey Chimú a un hijo de Minchan-Camán, llamado Chumún Caur, el cual había estado refugiado en el valle de Huara con su madre Chanquir-Guanguan. El Inca dispuso que comparecieran ante su persona y le mandó a gobernar la nación Chimú en lugar de su padre, con orden de que fuera su tributario. El nuevo monarca y sus descendientes cumplieron con enviar cada año al Cusco, plata, ropa, mujeres hijas de los caciques y otros tributos, hasta que llegaron los españoles.       

En Lambayeque el cacique más importante de la región era Oxa, que también fue sometido por Tupac Yupanqui, lo mismo que otros menores en Motupe, Jayanca y Cinto. 

Según Zárate, él “Chimo Capac se rebeló y Guayna Capac fue a someterlo, lo venció haciéndolo ejecutar”, prohibiéndole a los Chimús usar armas y a miles desterró a Collique, Maranga, Cañete, Ica, Cajamarca, el Cuzco y las selvas del Marañón. Chan Chán quedó casi desierto.