BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO X

PROCESO HISTÓRICO CULTURAL DE LA REGIÓN. 

 

01.- Desenvolvimiento histórico de los primitivos piuranos.

Cuadros cronológicos.

02.- La influencia Mochica.

Sicán y Sipán.

03.- El imperio Wari

04.- El imperio Chimú.

05.- El imperio Incaico y la conquista de la costa norte.

Versión del cronista Cieza de León

Las versiones de Sarmiento y del padre Murúa

06.- Conquistas de Pachacutec según Cabello de Valboa

07.- Las conquistas de Tupac Yupanqui: Huancabamba

08.- La conquista de los guanyacundos.

09.- La guerra de Tupac Yupanqui y de Huayna Capac.

10.- La destrucción de Chanchán.

Las batallas navales.

Los gigantes de Porto Viejo.

 

04.- El imperio Chimú. 

Dice Kauffmann Doig, que las naciones y grupos que poblaban la Costa Norte, consiguieran sacudirse en el Siglo XIII o antes, de las influencias impuestas por la cultura Tiahuanaco (Huari) y retornaron a su tradición antigua de tipo regional. 

Mapa del reino Chimú

En realidad, el Imperio Chimú no nace de la segregación de una apreciable extensión de territorio Wari, sino que en la Costa se produce una disgregación, como consecuencia de lo cual, vuelven a surgir pequeños señoríos independientes. Fue sin duda él del valle de Chimor o de Chimú en la provincia actual de Trujillo, uno de los más importantes, tanto por su desarrollo y progreso cultural logrado, como también por disponer de una clase dirigente capacitada, de un ejército y de una numerosa población urbana, que se concentraba preferentemente en la ciudad de Chanchán. Está perfectamente establecido, que en el mundo antiguo (a nivel mundial), cuando una gran ciudad lograba desarrollarse y prosperar, se convertía en el foco de un estado, que iba ensanchando poco a poco sus fronteras, llegado cierto momento el poder central ya no pudo controlar el extenso territorio y se produjo la disgregación. 

De acuerdo a la tradición y a lo historiado por el Obispo Carlos Marcelo Corne, de Trujillo, en 1604 el primer Rey Chimú fue Tacaynamo al que el Padre Vargas llama Pacatnamu. Pero no se trataría de un Señor del lugar, que decidió desconocer por el año 1.200 D.C. al gran jefe Wari, sino que habría venido de afuera en plan de conquistador, para formar un nuevo reino en Chanchán, sobre los despojos del Imperio Wari. 

Obispo Carlos M. Corno

  De acuerdo a lo manifestado por el Obispo Corne, Tacaynamo, “vino en balsa de palos .........de otra parte del mar, se presume que dicho indio no era de parte muy remota”. Recalca el Obispo que la balsa que usó Tacaynamo son las mismas que se usan en Paita y Tumbes, al igual que las ropas livianas con que se cubría. 

De esto resultaría que el primer rey Chimú o Chimú–Capac, sería un señor Tallán. 

Esto en cierta forma coincidiría con la leyenda de Tumbe y de Quitumbe fundador de Tumbes, que como se recordará tuvo una larga descendencia, uno de los cuales fue según ese fantástico relato, Atan padre de Manco Cápac fundador del Imperio de los Incas. Dentro de ese criterio, si un tumbesino pudo llegar hasta la sierra sur para fundar un estado, más fácil le resultaba desembarcar en la costa próxima de Trujillo. Otra cosa que hay que hacer notar es que tanto el Imperio Chimú, como el de los Incas, nacen al mismo tiempo. 

Área del reino Chimú

Cabe suponer que la región de Lambayeque, fue independizada de Wari, antes que la zona de Trujillo y que su  primer rey Naylamp también había llegado del mar al igual que Tacaynamo. Es decir que Lambayeque se encontraba ya organizado como estado cuando recién nacía el reino Chimú. 

Por las narraciones se puede apreciar que el Chimú–Capac, penetró con un poderoso ejército, pero las gentes de Lambayeque resistieron y se empeñaron sangrientas luchas. La división de los vencidos fue lo que facilitó la derrota. El Señor de Chimú mandó a las prisiones a muchos de los grandes señores derrotados y para afianzar la paz, puso a uno de los suyos para administrar el territorio. Es decir les dio el duro trato de todo pueble vencido. 

El gran Chimú–Capac, no se detuvo en Lambayeque, sino que prosiguió sus conquistas al Norte, llegando al departamento de Piura. Pero los Tallanes no tenían un estado unificado, ni tampoco poseían un ejército como el de Chimú, por eso aparece que no hubo lucha en regla sino choques esporádicos que terminaron en  negociaciones. Bastó simplemente el reconocimiento del Señor de Chimú, como Señor también de estas tierras, el otorgar el infaltable tributo y permitir el comercio para que la paz retornara y  a cambio, conservaron su autonomía, los caciques siguieron gobernando sus pequeños territorios y la vida prácticamente no se alteró. Si en cambio hubiera habido resistencia, el Chimú–Capac hubiera puesto a un capitán suyo para gobernar todo el territorio que habría quedado unificado bajo un solo mando y se habría establecido también una dinastía con su correspondiente sucesión.  

Croquis de Chan Chan

Plano de la ciudadela Chan Chan

Lo mismo tuvo que haber pasado con Tumbes, auque era éste un pueblo más belicoso. Durante el corto predominio de los Chimús sobre los Tallanes, la vida siguió igual en estos territorios. Por eso cuando los Incas Conquistaron el Chimú y destruyeron la Ciudad de Chanchán, eso no repercutió mayormente en los tallanes.

Los Chimús aparecen en el panorama histórico entre los años 1.100 D.C. y los 1.200 DC., cuando era todavía una provincia sometida al Imperio Wari. A partir de 1.200 logra su independencia, empieza un rápido desarrollo y expansión tanto por el norte como por el sur gracias a un poderoso ejército, con el que en 1.400 D.C. conquistan en sangrienta guerra diversos curacazgos de Lambayeque, en lo que muchísimos años antes había sido parte del Reino Mochica. Los ejércitos del Gran Chimú, siguieron su marcha al norte y los tallanes aleccionados con lo que habían sucedido con los curacazgos lambayecanos, prefirieron pactar y se sometieron al Gran Chimú en 1.400 D.C. dominación que duró hasta 1470.