BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO I

EL MEDIO FÍSICO

 

1.- Formación de los continentes.

2.- Orogenia

Formación del litoral piurano.

Las esferas de Cancas.

Líneas de Colán

3.- Hidrografía.

El río Tumbes y los esteros.

Los manglares.

El río Chira.

El río Piura.

El río Huancabamba.

Quebradas diversas.

4.- Las  lluvias.

Las lluvias en el pasado.

La humedad.

El calor y el frío.

La evaporación.

El clima.

5.- Orografía.

El desierto de Sechura.

El perfil del litoral.

Las islas.

6.- El fenómeno del Niño.

El niño de 1998.

7.- La fauna.

8.- La flora.

 

Las lluvias en el pasado.

Las lluvias torrenciales afectaron mayormente a los pequeños pueblos

El Dr. Víctor Eguiguren Escudero, hizo un estudio muy interesante sobre las lluvias en Piura. Tras de citar a numerosos cronistas llega  a al conclusión, de que antes de la Conquista, la costa de Piura y Tumbes era sumamente seca y que sólo años más tardes de la llegada de los españoles, comenzaron a caer periódicas garúas. 

Dice el DR. Eguiguren refiriéndose a Piura que “su clima es ardiente, su suelo feracísimo y se podría cultivar en él, no menos de un millón de hectáreas, si no se careciera de uno de los elementos indispensables para producir la vegetación: el agua.”  

Del cronista Antonio Herrera menciona que “La tierra es muy seca, aunque algunas veces llueve en este valle en las tierras más allegadas a la sierra y no las cercanas al mar”. Luego: “La Provincia de Tumbes y sus valles es naturalmente seca, aunque desde que entraron los castellanos, hay opiniones que llueve por las partes más allegadas a las sierras y abajo caen aguaceros, no habiendo antes sino rocíos.” 

Luego menciona al jesuita Cobo: “Después que los españoles poblaron estas tierras, ha sucedido algunas veces llover en estos llanos y siempre se ha tenido por cosa rara y fuera de curso ordinario.” 

De Cieza de León cita: “La provincia, pueblos y comarcas de estos valles de Tumbes, por naturaleza son sequísimos y estériles, puesto que en estos valles algunas veces llueve y sus aguas llegan hasta cerca de la ciudad de San Miguel y este llover es por las partes más alejadas a la sierra, por que en las que están cercanas al mar no llueve.”  

La ciudad de San Miguel a la que se refiere Cieza, es la segunda fundación en la región de Pirhúa. 

En 1740 tras de recorrer los valles de Tumbes y Piura, los marinos españoles Antonio de Ulloa y Jorge Juan, expresaban que las casas tenían techos llanos y que no los hacían de dos aguas, por que no llovía. Posteriormente todas las viviendas de Piura y demás ciudades de la región, se construyeron con techos a dos aguas, para hacer discurrir el agua de la lluvia. 

Tadeo Haenkel en 1790, ya hablaba de lluvias periódicas de 6, 8 y 10 años. 

Tras varios años de sequía, las lluvias de 1828 fueron tan intensas, que los ríos se desbordaron, dañando poblaciones y tierras de cultivo. El cosmógrafo José Gregorio Paredes –citado por Eguiguren– dice que en el despoblado de Sechura y hacia el punto de Cabo Verde, se formó un nuevo y caudaloso río que detuvo el transito de los viajeros vario días en 1828 y que en la ciudad de Piura durante 14 días cayeron intensas lluvias. Se trataba sin duda  dentro de la clasificación, de un Niño Fuerte.

Paredes era médico, pero entre 1814 y 1825 ejerció el cargo de Cosmógrafo Mayor en Lima. 

El Dr. Eguiguren hizo un cuadro de Clasificaciones de lluvias en la forma siguiente:

Años secos                  0

Ligeras lluvias               1

Años regulares              2

Años buenos                 3

Años extraordinarios       4 

Año por año los fue ubicando desde 1791 hasta 1890. No se refirió por lo tanto a 1891 que fue diluvial. 

Desde 1792 hasta 1816 los años fueron secos, es decir un larguísimo período de 25 años en los que sólo llovió, aun cuando no muy intensamente en los años 1803, 1804 y 1814.

A partir de 1817 y hasta 1890, es decir en 73 años, fueron secos 43 años y la agricultura se vio muy afectada.  

Damos a continuación, las precipitaciones registradas en las cuencas de los ríos Piura y Chira, durante los seis meses del año 1983, que duró el Fenómeno del Niño, que hasta ese momento fue el más intenso del siglo, y que además prolongó en forma excepcional el verano hasta el mes de Junio.

Lluvias registradas en 6 Estaciones Meteorológicas en la Cuenca del Piura en 1983:

Estación

Meses

Miraflores

Chulucanas

Morropón

Frías

Huarmaca

Canchaque

Enero

324.7 mm

674.2 mm

586.5mm

600.4mm

355.7mm

417.0mm

Febrero

161.5

484.6

296.6

374.2

297.5

381.1

Marzo

428.3

869.8

497.3

613.0

620.5

783.1

Abril

786.2

1.165.8

491.0

585.8

286.2

298.3

Mayo

379.4

749.7

372.9

491.3

172.1

195.3

Junio

192.5

243.0

98.5

159.6

33.3

42.7

TOTALES

2.272.6

4.167.1

2.342.8

2.824.5

1.765.3

2.117.5

 
            Lluvias Registradas en 5 estaciones del río Chira en 1983: 

Estación

Meses

Mallares

Chilaco

Ardilla

Ayabaca

Olleros

Enero

321.4 mm

624.7mm

703.8mm

511.3mm

257.9mm

Febrero

220.4

313.1

402.5

164.4

62.0

Marzo

503.2

749.4

899.1

539.0

368.9

Abril

611.0

711.6

843.7

342.6

165.4

Mayo

460.2

523.4

429.2

349.0

233.0

Junio

234.1

457.6

457.7

73.4

45.8

TOTALES

2.350.3

3.339.8

3.736.0

1.979.7

1.133.0

 

Como se puede apreciar, Abril fue el mes en que más llovió en 1983. Las precipitaciones más intensas se produjeron en Chulucanas. En la ciudad en Piura la más fuerte lluvia caída fue el 16 de Abril con 153.5 mm. 

Los períodos que el Dr. Eguiguren califica como extraordinarios son:

1791         con 13 años de intervalo.

1804         con 10   “      “      “

1814         con 14   “      “      “

1828         con 17   “      “      “

1845         con 19   “      “      “

1864         con   7   “      “      “

1871         con   6   “      “      “

1878         con   6   “      “      “

1884 

Posteriormente hubo 5 años diluviales: 1891, 1925, 1958 1983. y 1998.