Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO V

MITOS Y LEYENDAS DE LA COSTA NORTE. 

 

01.- Los dioses creadores.

02.- Wiracocha.

03.- Con y Pachacamac.

04.- Tunupa

05.- Los dioses fundadores.

06.- La leyenda de Naylamp.

07.- La leyenda de Ñamla.

08.- El origen de Naílamp.

09.- Tucainamo.

10.- Leyenda de Tumbe y la fundación de Tumbes.

11.- Los gigantes de santa Elena.

 

02.- Wiracocha.

El cronista Padre Acosta, decía con relación  a la religión en el imperio Incaico “que el principal al que adoraban era el Viracocha Pacha Yachachic, que es el creador del mundo, y después de él al sol; y así el sol como las demás huacas decían que recibían virtud y ser, del creador y que eran intercesoras con él.“    

La leyenda cuenta, que el dios Wiracocha, se le apareció a uno de los hijos del Inca Yahuarhuaca, el cual desde entonces tomó el nombre del dios y gobernó el imperio.  

El mismo Dios, se le aparece cuando este inca era ya anciano  e  impotente para enfrentar al pueblo Chanca, que con sus ejércitos habían llegado cerca al Cuzco. Es entonces cuando asume la defensa, del imperio, un hijo, el más tarde, Inca Viracocha que posteriormente asumiría la conducción del Tahuantinsuyo, al decir de varios cronistas, con el nombre de Pachacutec. 

También a este joven guerrero se le apareció el Dios Wiracocha y le ofrece la victoria, pero según el Padre Acosta, también se queja que no se le de el culto que le correspondía, como creador del mundo, del cielo y del mismo sol. 

Las diversas versiones que sobre la leyenda de Wiracocha dan los cronistas, establecen una confusión en cuanto a cronología y se confunden los hechos de los incas, con los que podrían corresponderle al dios. 

Parece que Wiracocha fue un dios muy andariego, pues no se quedó en la zona del Cuzco, sino que inició una larga marcha hacia el norte. Los cronistas Betanzos y el fray Gregorio García, coinciden en que Wiracocha llegó a Portoviejo y se juntó ahí con unos enviados que había remitido antes, con los cuales se metió al mar y caminando sobre las olas, se perdió en el horizonte.   

Esto significaría de acuerdo a la leyenda, que Wiracocha pasó por Piura y Tumbes en su peregrinaje. 

Betanzos describe a Wiracocha, como un hombre alto de cuerpo, que vestía con un traje blanco que le llegaba hasta los pies, tenía el pelo corto y llevaba siempre una especie de breviario.    

La mayoría de los que describieron a Wiracocha, como Sarmiento y Herrera, coinciden en que Wiracocha vestía de blanco, pero no concuerdan en cuanto a la estatura. Además también lo representan con un báculo.  

Para algunos, la voz wiracocha significa “espuma de mar” aludiendo al hecho de su aparición, pero esto no explicaría por que en el Cuzco se le daba esa denominación, cuando aún no tenían ninguna relación con el mar. Es entonces cuando se plantea, que la voz wiracocha quiere decir hacedor.      

El cronista Herrera habla de dos wiracochas, uno que fue un dios y no salió de la región Collao y del Cuzco y otro que fue un semidiós cuya misión fue civilizadora. Este último fue el que llegó hasta litoral norte y se perdió en el mar. Por lo tanto al primer wiracocha le corresponde la denominación de Hacedor y al segundo, la de “espuma del mar”.   

Cieza de León coincide con Herrera, pero en cambio Gutiérrez de santa Clara, si bien es cierto que menciona también a dos wiracochas del segundo decía que había llegado del mar. Se trataba de un personaje barbado, blanco y con vestiduras largas. 

Es por eso que a los españoles, que llegaron también por el mar, con largas barbas y extrañamente trajeados, les llamaron wiracochas, y esa denominación se la dieron desde el principio que llegaron al Perú, es decir cuando estaban en Tumbes y en Piura, lo que significa que por esta región también existía la leyenda.   

Pero sea como fuere, hay una vinculación entre Wiracocha y el norte peruano bajo la forma de una leyenda, que los yungas mantenían viva a la llegada de los españoles. 

 

 

Versión costeña de Viracocha

     

Otra versión de Wiracocha

 

El Dios Viracocha en versión Inca

 

Wiracocha en versión Wari