BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO III

LOS ORÍGENES DEL HOMBRE PERUANO. 

 

 

01.- Piuranos primitivos y su origen

02.- La ciudad ignorada de Chusis

03.- Illescas A y B, la ciudad pesquera

04.- El arenamiento de la costa

05.- Los hombres que vivieron en el Chira

06.- Los hallazgos de Negritos, de Paita y Sicchez

07.- Los pobladores Sojo y de Garabato

08.- Los primitivos tumbesinos

09.- Las culturas sur ecuatorianas

10.- Otros  restos  arqueológicos.

 

01.- Piuranos primitivos: su origen

A las costas de Piura y Tumbes llegaron primitivos pescadores

Todavía no se ha dicho la ultima palabra sobre el origen del hombre peruano. Menos podrá hacerse con relación, a los primeros hombres que poblaron la región de Piura y Tumbes. 

De igual modo nada se sabe sobre su antigüedad. Las investigaciones arqueológicas realizadas en los dos departamentos han sido muy pocas y la mayoría de ellas efectuadas por extranjeros. 

Las teorías de Tello y de Uhle podrían ser también de aplicación para Piura. A ellas había que agregarles un tercer supuesto en base a lo que puede deducirse por los últimos descubrimientos arqueológicos que se han producido en las costas norte del Perú y sur del Ecuador.  

En consecuencia hay tres posibilidades sobre el origen del hombre piurano y son las siguientes: 

1ra. Que haya llegado por mar, en diversas oleadas sucesivas, con cierto grado de cultura y en épocas relativamente no muy lejanas.

2do.  Que haya venido de la sierra, primero en estado primitivo y hace mucho tiempo, siendo más tarde influenciado por Chavín.       

3ro. Que los primitivos habitantes que poblaron América, al llegar a Panamá, algunos siguieron el curso del río Magdalena, y luego continuaron por los valles inter-andinos. Desde este lugar, unos avanzaron hacia el sur, llegaron a la zona de Quito y siguieron hacia el sur penetrando por las estribaciones del Nudo de Loja al Perú. 

Eran recolectores de mariscos

Otros grupos, al llegar a los Andes Colombianos, bajaron a la costa y mediante pequeñas embarcaciones fueron avanzando poco a poco hacia el sur hasta llegar a la Isla Puná, Tumbes, Colán y Sechura.  

Estos fueron hombres primitivos, nómades, cazadores, consumidores de mariscos, recolectores y eventualmente pescadores. El desierto costeño en cuanto al Tablazo de Paita y el despoblado de Talara, eran sitos  cubiertos de vegetación. La línea de playa del Tablazo de Talara, en tiempos remotos distaba entre 10 y 12 kilómetros de la línea actual.     

Georg Petersen Gaulke en su obra “Geografía y Geología General del Litoral Peruano”, dice; hablando del período Cuaternario: “...en el intervalo entre Post Máncora y Pre- Talara, existía en aquella región un paisaje con ríos permanentes o semi permanentes, consecuentes  a un clima húmedo que permitió en las cercanías de la costa noroeste, hoy desérticas, la existencia de mastodontes, tapires, equides, cérvides, camélides, carnívoros como cánides y félidos (pantera) y edentados, para citar algunas de las 19 especies identificadas, que se retiraron de aquellos parajes al desaparecer la vegetación abundante, cuyo restos se encontraron igualmente en el citado sitio.” 

No hay ninguna prueba de que los antiguos piuranos hayan sido contemporáneos a esos animales, pero tampoco nada lo descarta. 

En cuanto a las influencias culturales recibidas por los primitivos habitantes en Piura, tampoco hay nada definitivo. Es posible que esta influencia haya sido múltiple, es decir que pudo haber venido de Chavín, pero también de Colombia y de gentes llegadas por mar, o de Ecuador. 

Hay todavía mucho por estudiar. Junto a lo que puede establecerse por los hallazgos arqueológicos, se necesita estudiar las lenguas de los tallanes hoy desaparecida y hasta los rasgos raciales de indígenas de Colán, Sechura, Catacaos, etc. que si bien es cierto ya no se presentan en estado puro, sin embargo aún conservan ciertas características, que pueden contribuir al proceso investigatorio.  

Arqueólogo ecuatoriano Emilio Estrada Icaza

Todo hace suponer que los primitivos habitantes de la costa de Piura, Tumbes y el Ecuador  fueron pescadores y mantuvieron muy estrechos vínculos. Para el arqueólogo ecuatoriano Emilio Estrada, estas gentes habían llegado por mar a las costas de Manabí entre 1.500 y 1.800 años A.C. 

El arribo se había producido por mar posiblemente desde América Central y conocían la red. 

José de la Riva Agüero, en su obra “Civilización Tradicional Peruana” plantea la  tesis de que las culturas mexicanas, Chibcha y peruanas tienen un común origen Maya. 

Hasta hace 7.000 años las costas o litoral de Piura-Tumbes era más ancha. Desde entonces el mar avanzó entre 10 o 15 Km. sobre la  costa. Por lo tanto todo vestigio de gente que la hubiera habitado, ha quedado sumergido bajo las aguas. 

Hace 15.000 años, la costa de Tumbes y de Piura era aún más ancha y el mar estuvo a unos 135 metros debajo del nivel del actual, según lo expresado por el antropólogo Jorge Silva Sifuentes en “Orígenes de las Civilizaciones Andinas”.

El mismo Silva, asegura que en 1978, James Richarson, dio al complejo de Amotape una fecha de 12.500 años y que los medios de vida de los pobladores, fueron los recursos marinos y la recolección terrestre.

Augusto Cárdich, ha expuesto ciertas reservas al material usando por Richarson para establecer los fechados, pero admite que en la región hubo 6.000 años A.C. una fauna muy variable y existieron manglares en el Chira, lo mismo que en las quebradas de Máncora, Sicchez y Pariñas, así como en la margen norte de la desembocadura del río Piura, pero que 2.000 años más tarde, los manglares empezaron a desaparecer y se redujeron a Tumbes a causas del paulatino desecamiento de la costa norte.