Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO III

LOS ORÍGENES DEL HOMBRE PERUANO. 

 

01.- Piuranos primitivos y su origen

02.- La ciudad ignorada de Chusis

03.- Illescas A y B, la ciudad pesquera

04.- El arenamiento de la costa

05.- Los hombres que vivieron en el Chira

06.- Los hallazgos de Negritos, de Paita y Sicchez

07.- Los pobladores Sojo y de Garabato

08.- Los primitivos tumbesinos

09.- Las culturas sur ecuatorianas

10.- Otros  restos  arqueológicos.

 

07.- Los pobladores Sojo y de Garabato

Los primeros pobladores  del Chira fueron cazadores y recolectores

Los descubrimientos de Lanning, muestra que el piurano primitivo se afincó en la desembocadura del Chira desde los remotos tiempos del pre-cerámico y se tornó sedentario y agricultor, desarrollando un proceso cultural que lo ubicó en lo que Kauffman Doig (en "El Perú Antiguo") denomina Época del Preludio de la Alta Cultura que abarca de 1.800 A.C a 1.000 años A.C. 

Los hallazgos de fragmentos de cerámica al sur de Paita en donde forma península, en Colán y alrededores, constituía las primeras manifestaciones del arte cerámico de la región, lo que se califica proto alfarería.  

Lanning llamó a estos asientos; Negritos, Paita A y Paita B. 

Lowe discrepa con Lanning al ubicar los hallazgos en época posterior o sea en el cerámico inicial. 

Los primeros pobladores del medio Chira (Garabato y Sojo) vivieron en miserables cabañas de carrizo

Pero los primitivos piuranos no se quedaron todo el tiempo en la desembocadura del Chira, sino que algunos grupos se desprenden y marchan río arriba, para ubicarse a la altura de Sojo, en la margen izquierda y en la zona del Garabato en la otra margen, en lo que ahora es el distrito de Maracavelica. 

En tales lugares hay vestigios de haber existido densos núcleos humanos en el pre-cerámico como lo prueban cenizas y restos de crustáceos y conchales en estratos un tanto profundos, mientras que en estratos más superficiales se han encontrado cerámica muy fina, en la que se notan influencia Wari y Mochica. Es decir que en la zona de Sojo se han desarrollado a lo largo del tiempo, diversos estados culturales. 

En 1960 David Kelly hizo investigaciones tanto en Sojo como en Garabato y los que descubrió lo volcó en una obra escrita en ingles, tal como en la generalidad de los casos los hacen los arqueólogos extranjeros. La obra de Kelly  impresa en 1963 se llamó “Now evidence of precerámica on the coast of Perú”. 

En el bajo Chira se han encontrado extensos conchales que prueban la presencia de hombres primitivos recolectores

El arqueólogo se condolía de la depredación a que habían sometido  a la zona de Garabato y esperaba que con el tiempo se hicieran estudios de investigación estratigráficos, a fin de determinar con más precisión, la antigüedad de los hallazgos. 

En el Garabato no sólo se encontraron miles de primorosas piezas de cerámica en décadas pasadas, sino que los agricultores del lugar se dedicaron con afán a efectuar excavaciones, extrayéndose joyas de oro que se vendían al peso a comerciantes de Sullana, los que irresponsablemente los reducían a láminas o chafalonía. De esa forma perdieron valiosas pruebas del alto grado de desarrollo que habían  logrado el antiguo poblador del Garabato. 

En 1939, un campesino encontró en esa zona, un plato de oro que fue vendido a un comerciante judío de Sullana, en 500 soles. Hasta ese entonces sólo se habían encontrado huacos, que por esa época no habían alcanzado el valor que ahora tienen. Los periódicos se ocuparon del caso, pero para las autoridades, el hecho pasó desapercibido. Sin embargo en la zona del Garabato, se desató una fiebre por huaquear, con los resultados que hemos anotado más arriba. 

En 1983, las torrenciales lluvias desatadas por el Fenómeno del  El Niño, pusieron en descubierto en Sojo un cementerio muy antiguo. Ninguna institución científica se ocupo del asunto, pero los habitantes del lugar extrajeron ceramios por cientos y numerosas piezas metálicas.En poco tiempo el cementerio desapareció por la acción depredadora. 

Se iniciaron en una agricultura incipiente

Los primeros pobladores de Sojo y Garabato, llegaron a esos lugares en el Período Pre-cerámico, entre los 5.000 años A.C y los 1.300 años A.C. Su estado era por lo tanto primitivo. En el Formativo Tardío entre los años 500 a 200 A.C lograron gran desenvolvimiento. 

En hallazgos posteriores pertenecientes a estratos superficiales, se han encontrado primorosas piezas de cerámica con influencia Mochica pertenecientes al Período Intermedio Temprano, 900 años D.C. 

La cerámica tallán, es posterior a los años 900 D.C. En este periodo, parece ser que la capital del curacazgo de Marcavelica, estuvo ubicada en la zona ocupada ahora por Vista Florida, en donde existen cubiertas por la actual población y por las chacras, los restos de muros de adobe, en lo que pudo ser una población importante. Del lugar se han sacado y están en poder de los pobladores, muchas piezas de oro.