Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO II

LOS ORÍGENES DEL HOMBRE PERUANO. 

 

01.- Origen del hombre americano

La teoría autoctonista

La teoría inmigracionista

La teoría Hrdlicka

02.- Los continentes hundidos

Corrientes migratorias del Atlántico

03.- Los primitivos peruanos

04.- El poblamiento de la costa

05.- Investigaciones de una piurana

06.- El origen de la cultura

07.- Cronología

08.- Cuadros de las culturas de Piura y Tumbes

 

03.- Los primitivos peruanos

Utensilios encontrados en Pacaicasa

La forma como los primeros habitantes de América se dispersaron por América del Norte y por México es completamente comprensible y en Puebla se han encontrado restos humanos a los que se supone 40 mil años de antigüedad lo que aún no se ha aclarado plenamente, como es que esos seres humanos primitivos en su deambular de siglos llegaron a la América del Sur. 

La ruta lógica es el Istmo de Panamá, pero la misma no era muy aprobatoria para servir de puerta de entrada, por los numerosos pantanos, las mismas y otros obstáculos naturales. Cabe suponer sin embargo que en épocas bastante remotas las condiciones ambientales de Panamá no fueron tan difíciles. 

Restos encontrados en Lauricocha

Junius Bird y Wendell Bennett en su obra “Historia de la Cultura Andina” editada en 1960, consideraban desde Panamá las corrientes migratorias siguieron tres rutas diferentes. Unos hacia el oriente de Venezuela en donde se han descubierto restos humanos como El Jobo de 16.000 años de antigüedad. Otros siguieron el curso aguas arriba del río Magdalena, habiendo penetrado unos por la Cordillera de los Andes hasta el Perú, mientras que otros bajaban a la costa. El tercer grupo que partió de Panamá es internó por la selva amazónica. 

Lo que extraña en este planteamiento, es que no se considera que ningún grupo haya seguido el camino fácil de la costa y del mar, para progresar hacia el sur. 

Richard Mac Neish, descubridor de  Paccaicasa

El arqueólogo Richard E. Mac Neish, encontró en zonas muy altas de Ayacucho, en cuevas y hasta en lugares al aire libre, restos de instrumentos de piedra con osamentas de animales del período Pleistoceno. La clasificación de tales instrumentos líticos, ha permitido establecer diferentes períodos  como el de Paccaicasa, Ayacucho, Huanta y Puente.  

Con relación al período Paccaicasa, el material lítico consiste en hachas y puntos para armas arrojadizas, a las cuales se les da una antigüedad de 20.000 años. Por lo tanto aún cuando no se han encontrado restos humanos tan antiguos, en cambio se han hallado los instrumentos de esos hombres primitivos.      

En 1959, Augusto Cardich  encontró los restos humanos del peruano más antiguo. Se le supone 10.000 años, de los cuales se le pueden asegurar no menos de 7.565 años por el método del radio-carbono. Los restos encontrados, estaban en una cueva de Lauricocha a 4.000 metros de altura ¿qué hacían esos hombres primitivos en lugares tan inadecuados?. Acaso era una manera de protegerse de animales agresivos. El hombre de Lauricocha era cazador y recolector. Se alimentaban de la carne del guanaco y de la taruca, enterraban a sus muertos, talaban muy bien la piedra y desconocían la agricultura. Vivían en un área que comprende el actual departamento de Huanuco y la provincia limeña de Cajatambo. Los de este lugar, bajaban a veces a la costa. 

Augusto Cardich, descubridor del hombre de Lauric

Sin embargo, todo parece demostrar de acuerdo a posteriores descubrimientos, que el hombre de Lauricocha no sería el más antiguo del Perú y que las costas peruanas vuelven a recobrar su primer plano en ese sentido. 

En efecto, el 7 de Octubre de 1966, Bernardino Ojeda, arqueólogo que hacia investigaciones con Federico Engel en las altas cumbres de Huarochirí, provincia serrana del departamento de Lima, encontró en sus cuevas llamada de las Tres Ventanas, cuatro restos humanos momificados, de diferente antigüedad. 

El fardo más antiguo encierra la momia de un hombre, con los brazos cruzados, protegido interiormente con paja, con la cara envuelta en un manto y circundando la cabeza una honda de cuero. Se le considera una antigüedad de 10.300 años, estando el hombre acuchillado. 

Hay una momia de un bebé con un sombrero de junco en la cabeza. 

Los mantos que cubre a esa momias son de pieles de alpaca trabajadas, lo cual muestra una técnica avanzada en el tratamiento de los cueros. La honda de cuero y el sombrero tejido llama también  a la reflexión y muestra que esos hombres no eran tan primitivos. Por último en las proximidades hay una gran cantidad de instrumentos de piedra. 

A diferencia de los restos de Lauricocha, los de Tres Ventanas están completos y no son simple esqueletos sino momias y se asegura son los restos humanos de la edad de piedra, mejor conservados en la América del Sur.