Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO III

LOS ORÍGENES DEL HOMBRE PERUANO. 

 

 

01.- Piuranos primitivos y su origen

02.- La ciudad ignorada de Chusis

03.- Illescas A y B, la ciudad pesquera

04.- El arenamiento de la costa

05.- Los hombres que vivieron en el Chira

06.- Los hallazgos de Negritos, de Paita y Sicchez

07.- Los pobladores Sojo y de Garabato

08.- Los primitivos tumbesinos

09.- Las culturas sur ecuatorianas

10.- Otros  restos  arqueológicos.

 

10.- Otros  restos  arqueológicos.

El escritor Alfonso Arrieta, al relatar la Conquista de Ayabaca y de Huancabamba por el Inca Tupac Yupanqui, dice en “Prosistas Piuranos” que en la sierra piurana se pueden ver muchas ruinas, siendo las principales las siguientes: 

Jicate, al norte de la ciudad de Huancabamba en plena selva. Hay vestigios de lo que pueden haber sido dos palacios o templos. Los restos de muros, tienen cimientos de piedra que aún se conservan, cerrando un perímetro rectangular. Las paredes parecen haber sido de adobe y por eso de poca conservación. 

En Vado Grande, más al norte, se ven compartimientos amplios también con bases de piedra y paredes de adobe, de más tres metros de altura, cubriendo un área de 50 x 50 metros. Dice Vásquez Arrieta que hay muros de piedra muy bien talladas, que se levantan sobre la ribera izquierda de una quebrada, los que tienen una altura de más o menos 1.30 metros. La superficie de tales piedras son muy lisas y tienen diversas formas geométricas. A la derecha hay un cerro rocoso. 

También se conservan en Vado Grande, escalinatas de piedra tallada y al frente hay una gran explanada que pudo albergar una gran cantidad de gente, posiblemente para algún acto religioso. Se supone que estos restos pertenecen a construcciones de origen incaico. Muchas de las ruinas de Vado Grande han sido destruidas por al avance de los campos de cultivo. 

Jorge Silva, en “Investigaciones Arqueológicas en el Perú 1977-1979”, en Historia del Perú editado por Mejía Baca (Tomo II) dice que por investigaciones que han realizado Mercedes Cárdenas Martín y Huapaya, se han descubierto nuevas ruinas pertenecientes al Período Formativo. Entre esas ruinas se encuentran el Templo de las Piedras Blancas, encontrado en Nunura a 15 Km al norte de Avic.

A estas mismas ruinas se han referido Rolando Rodrich y Miguel Ross Morey en la Historia Inédita de Piura, expuesta por canal 2 con ocasión de la Semana de Piura 1981. dice que el hombre antiguo de Piura fue dejando las cuevas que habitó en Nunura, hace cinco mil años, para construir viviendas y un templo dedicado al dios de la pesca y que en Avic es posible ver los restos de una gran construcción cuya antigüedad se remota a unos 3.200 años. Todo esto unido a los descubrimientos de Chusis y de Illescas hacen suponer que el desarrollo de las primeras culturas piuranas tuvo uno de sus principales  focos, en la región de Sechura. 

También en la Historia Inédita de Piura, se hace mención  a otros importantes restos arqueológicos como los petroglifos descubiertos en los cerros de Samanga, provincia de Ayabaca en la frontera con el Ecuador, y en las proximidades de Puente Espíndola. Para muchos, tales figuras se relacionan con asuntos relativos a la geografía o cosmografía. 

En Culqui, cerca al sistema del Reservorio de San Lorenzo, hay restos de una ciudadela y monolitos. 

En Chulucanitas, sobre la quebrada de Palo Blanco en el desierto de Pacaipampa, hay restos de construcciones de piedra, y una casa de baños. 

En punta Nermete 1 y 2; a 6 Km al Oeste del norte de Paita y próximo a la bocana del Chira, hay fragmentos de cerámica. Toda esta región ha sido centro de poblamientos muy antiguos, que cubren el período  pre-cerámico, que fue contemporáneo del período lítico de la sierra. El arqueólogo Augusto Cardich en “Origen del Hombre y de la Cultura Andina” afirma que en  el extremo norte de Amotape hay fragmentos superficiales conteniendo industrias líticas. 

En toda la costa piurana, desde Sechura hasta Máncora y de aquí hasta Puerto Pizarro en Tumbes, se nota la presencia del primitivo hombre. En San Pedro, Paita, Colán, etc. hay restos no sólo de conchales que son prueba de núcleos humanos en el período pre-cerámico, sino también muchos fragmentos cerámicos que prueben la existencia de gente más evolucionada, correspondiente a los períodos pre-agrícolas y agrícolas. 

En la provincia de Morropón y el sur de la provincia de Ayabaca, hay una extensa área, vinculada a la cultura Vicús-Frías. Así se tiene Pabur con restos arqueológicos y cerámica Vicús-Vicús, Vicús-Chimú y alguna influencia del Huari Norteño, Talandracas, Zapotal, Piedras Gordas, tienen también restos de cerámica Vicús. 

En la sierra, al nor-oeste  de Frías, esta Callingará, también Santa Rosa y otros con cerámica y joyas de oro, plata y cobre.