Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO IV

LOS VICÚS

 

01.- La ubicación geográfica de Vicús.

02.- Antigüedad.

03.- Origen  del hombre Vicús.

04.- El descubrimiento de la cultura Vicús.

05.- Las tumbas.

La tierra de muerto.

06.- La población.

07.- La agricultura y los canales de riego.

08.- Los alimentos.

10.- Las clases sociales.

11.- La religión.

12.- La vida de la gente de Vicús.

13.- La cerámica.

Los huacos silbadores.

14.- La orfebrería.

15.- La estatuilla de Frías.

La colección Vicús.

16.- Área de influencia de Vicús.

17.- El fin de los Vicús.

18.- El simposio 1980.

19.- Nuevas investigaciones en Vicús: Ñañañique.

El cerro sagrado Vicús.

La antiquísima cultura de Ñañañique.

 

17.- El fin de los Vicús.

Si el origen de los Vicús es incierto, más misterioso es todavía la forma como desaparecieron. 

La generalidad de los historiadores consideran que los Vicús aparecen el año 500 A.C y desaparecen  después del año  900 D.C. Para el arqueólogo Lumbreras, los Vicús aparecen por los años 500 A.C. en la época formativa temprana y desaparecen 500 año D.C. 

La única muestra de su existencia, son la gran cantidad de ceramios y de piezas metálicas encontradas, sobre todo en sus cementerios. Los cerámios  son como una historia de los Vicús, pues muestran  las influencias culturales que sobre ellos ejercieron pueblos del norte y del sur. En los ceramios se ha encontrado una marcada influencia no solo ecuatoriana, sino hasta de Colombia, lo que lleva a suponer un origen sur ecuatoriano. Posteriormente recibieron la influencia Mochica, que parece no los sometieron, sino que establecieron colonias en su territorio, instruyéndolos en el gran dominio del arte cerámico que tenían. 

Los Vicús no recibieron ninguna influencia de los Chimus, porque cuando estos aparecieron, los Vicús ya no existían. 

En el período pre-cerámico por los años 1.300 A.C. penetraron en lo que hoy es la provincia de Ayabaca grupos humanos muy primitivos, nómades cazadores y recolectores que procedían de la Selva. En ella se había asentado la gran nación jívara, de la cual se desprendieron densos grupos humanos que fueron a ocupar las tierras del sur este del Ecuador, constituyendo la etnia de los Malacatos y más al sur, los Calvas. Tras de cruzar los ríos Macará y Espíndola, ingresaron a Ayabaca donde se volvieron sedentarios y fueron desenvolviéndose, recibiendo la influencia de las culturas sur ecuatorianas, llegando a formar la etnia de los Ayahuacas, grupo componente de los Guayacundos. Estos  fueron vecinos de los Vicús primero y de los tallanes más tarde, y comercializaron y se mezclaron con ellos. 

Entre los años 600 y 900 D.C. se produjo la decadencia de los Mochicas y por lo tanto  de su colonia Vicús, lo que permitió que los  ayahuascas se fueran infiltrando en su territorio y también los tallanes.

Ya 1.000 D.C. los tallanes se habían posesionado valle del Alto Piura, teniendo co­mo curacazgos principales a Pabur y Serrán. 

Posteriormente, los Ayahuacas que habían evolucionado hasta convertirse en la federación de los Guayacundo, se ubicaron en Caxas. 

El arqueólogo Lumbreras asegura  que Jhon Rowe encontró en diversos lugares de Piura cerámica Wari y que Ramiro Matos la halló en Vicús. 

Cuando los españoles llegaron al valle del Piura, no encontraron ni vestigios de Vicús y ningún cronista se refiere a ellos. 

Por mucho tiempo los historiadores y arqueólogos ignoraron totalmente la existencia de la nación Vicús. 

Recién en 1963, se supo de su existencia  cuando el diario “La Prensa” de Lima denunció que huaqueros en el valle del Alto Piura estaban saqueando tumbas antiguas. 

A partir de esa fecha, se ha puesto mucho interés por descorrer el velo que oculto por tanto tiempo a la cultura Vicús y bastante se ha avanzado, pero no lo suficiente 

El Banco Popular del Perú que adquirió la valiosa colección Vicús del hacendado de Pabur don Domingo Seminario Urrutia, editó un libro a todo lujo en 1978 que llamó “El Arte y la vida de Vicús”, labor que estuvo a cargo del arqueólogo y antropólogo Doctor  Luis Lumbreras, Director del Museo Nacional de Arqueología y Antropología, con la cooperación de don José Bracamonte. La obra muestra 170 fotografías muy intere­santes de ceramios y un valioso y esclarecedor texto, pero nada dice de donde llegaron los habitantes de Vicús, ni la causa y fecha de su desaparición. 

Otra hipótesis que se menciona como la causa de la destrucción de los Vicús, seria un Niño excepcionalmente fuerte, con intensas lluvias como ocurre en esa región, que obligó a la población a dispersarse.