Make your own free website on Tripod.com

BREVE HISTORIA DE PIURA -  TOMO I

TIEMPOS PRE-HISPÁNICOS

Reynaldo Moya Espinosa

Carátula

Contenido

Del autor

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO VI

LOS TALLANES. SU EVOLUCION. ORGANIZACIÓN. REALIZACIONES.

 

01.- Los yungas.

Evolución del pueblo tallán.

02.- El territorio tallán: procedencia

¿Fue Mec Nom el fundador de los tallanes?

03.- La nación tallán o tallanca.

04.- La influencia ecuatoriana.

05.- Origen de la voz tallán.

06.- La organización del pueblo tallán.

Las capullanas.

Los curacas

07.- Las ciudades.

Tumbes.

La ciudad fantástica de Pedro de Candia.

08.- Las viviendas.

09.- Fortalezas.

La fortaleza de Narihualá.

10.- Los templos.

Las huacas.

La mansión de las vírgenes del Sol.

11.- Los tambos.

12.- Los caminos.

13.- La agricultura.

El algodón.

Los restos de canales tallanes en el Chira.

 

Origen de la voz tallán. 

En el dialecto sec, que fue el que usaron los tallanes, no se ha encontrado entre los numerosos toponímicos conocidos, la voz Tallán, ni tampoco Tallanca, para referirse a la nación que pobló la extensa región costera que abarcó desde Tumbes, hasta Olmos. 

Los incas, fueron los que dieron ese nombre a la región y de ellos la tomaron los conquistadores, conforme se puede apreciar por los numerosos cronistas que a los tallanes se refirieron. 

En el idioma quechua, hay dos voces que pueden servir de derrotero para explicar el significado de la voz tallán. Una es “talla” que significa echarse de barriga y la otra es “tallanes” que quiere decir lugar donde se yace de pecho. Es decir que los incas daban el nombre de tallanes a los hombres de la región donde se yace de pecho. 

FLuis E. Valcárcel

Eso concuerda perfectamente con la postura que adoptaban los tallanes para trabajar en la confección de las chaquiras y de los ceramios. Se echaban de pecho sobre un banquillo de poca altura, dejando libres la cabeza, los hombros y los brazos. A los conquistadores incas, llamaría mucho la atención esta rara posición adoptada para trabajar y por tal motivo, dieron a esta región el nombre de tierra de los tallanes.

El historiador Luis E. Valcárcel, en su monumental obra “Historia del Perú Antiguo” en el tomo VI, da un glosario de voces indígenas preparado por el Dr. José M.B. Farfán del Instituto de Lenguas Andinas (Museo de la Cultura Peruana- Lima). Este alfabeto quechua se usó en la “Revista del Museo Nacional” aprobado por el Ministerio de Educación en 1945. 

De acuerdo a ese glosario, la voz talla proviene del quechua thallay que quiere decir echarse de barriga. 

A su vez, la voz tallanes, se deriva del quechua thalana, que significa lugar donde se yace de pecho. De igual modo, la voz tallapona, procede de las voces quechuas thalla puna, que significa cordilleranos echados de barriga. De acuerdo a esto, los incas llamaban tallaponas a los tallanes que vivían en zonas altas lo que no se ajusta mucho a lo que ahora conocemos, pues ubicamos a los tallanes en la costa. Los españoles usaron el termino tallaponas, pero para designar también a las capullanas. 

El cronista fray Reginaldo de Lizárraga, relata que penetrando por el río de Tumbes, hallóse un pueblo antiguo cuatro leguas más arriba. Sus habitantes eran también, buenos artífices, labradores de chaquiras. Para trabajar estos objetos, el artífice se tendía sobre un sofá largo de un geme de altura, sobre el cual se echaba el indio de vientre, manteniendo los brazos y la cabeza libres y tendiendo una manta frente a ellos, ponían allí los instrumentos y material con el que debían de operar. 

Huayna Capac, según  Guamán Poma de Ayala. 

Fue un Inca Conquistador y sometió a los tallanes.

Estando en Pacasmayo con su ejército, ordenó el sometimiento de los valles costeños del norte entre ellos Sullana y Poechos.

Esta costumbre se observaba en el resto del territorio de los tallanes cuando los incas llegaron y se asombraron de esa forma de trabajar. 

Antes de llegar los Incas, la región en su conjunto no tenía una denominación, porque como lo hemos dicho en forma repetida, los tallanes no se organizaron en un estado unificado. Cada valle o porción de él, tenía su propia denominación, por eso el cronista Garcilaso, en Comentarios Reales de los Incas, al narrar las conquistas de Huayna Capac, dice que el Inca intimó desde Pacasmayo, la rendición de diez valles de la costa norte, entre ellos Puchío (Poechos) y Sullana. Es decir que al conjunto de pueblos del medio Chira, los incas llamaban Sullana y a los del Alto Chira y Chincha, llamaban Puchío o Poechos. 

Por todo lo anteriormente expuesto, no compartimos el criterio del abogado e historiador cataquense, Dr. Manuel Yarlequé que en 1922, dio a conocer una relación de vocablos tallanes, que el escritor cataquense ya fallecido Jacobo Cruz recoge en su obra Catac ccaos.

De acuerdo a esta versión, la voz tacllán significa tallán o sea diestro en el manejo de la taclla o arado. Esto podría tener visos de verosimilitud ya que históricamente los tallanes fueron un pueblo de agricultores que manejaban muy bien el arado o taclla (voz quechua). Pero la taclla era un apero agrícola que se usaba en todo el imperio y que los Incas trajeron a nuestro territorio tallán. Si bien en el quechua existe la voz taclla, no conocemos la voz tacllán, y menos aun como del dialecto sec.